Saltar al contenido
Organos de los sentidos

Los Efectos del Alcohol sobre los sentidos

A muchos nos gusta beber algo de licor, como un vino en una comida o para festejar algo con los amigos. Estas bebidas tienen la reputación de reducir las inhibiciones y crear una sensación de calidez y relajación. El alcohol altera la actividad cerebral, que afecta el funcionamiento corporal y los sentidos en diversos grados, según el tipo de alcohol y la persona que lo consume. Estos efectos no siempre son adversos, pero los bebedores deben conocerlos para mantener el control sobre ellos.

Actividad cerebral deteriorada

La alteración en el uso de los cinco sentidos después del consumo de alcohol es el resultado de una actividad cerebral alterada. El alcohol es una droga depresiva, lo que significa que deprime las células nerviosas, afectando la comunicación de célula a célula y por lo tanto, la función del cerebro. El alcohol impide que nuestros sentidos se comuniquen de manera efectiva, por lo que los sentidos se opacan. Estos efectos son generalmente leves después de algunas porciones; sin embargo, la pérdida de los sentidos puede convertirse en un problema grave cuando se consume un gran volumen.

Efectos en el sentido de la visión

Un síntoma común del consumo de alcohol, especialmente en grandes cantidades, es la visión borrosa. Los neurotransmisores del cerebro no pueden indicar a los ojos que se enfoquen adecuadamente, por lo tanto, las personas bajo la influencia del alcohol no ven con tanta claridad. En situaciones de intoxicación extrema, es posible que una persona no pueda ver en absoluto. Como resultado, conducir o caminar sin supervisión es extremadamente peligroso después de beber alcohol.

Afectan el sentido olfativo y gustativo

Aunque es difícil para el individuo intoxicado darse cuenta, su sentido del gusto y el olfato están opacos. Las células en la nariz y la boca no funcionan a plena capacidad. Los alimentos pueden parecer deliciosos debido a que están excitados. Sin embargo, no tendrá un sabor tan bueno como lo haría sin la influencia del alcohol. El sentido del olfato también se ve afectado.

alteración del sentido del tacto

Otro síntoma común de embriaguez es una sensación de entumecimiento en los dedos de manos y pies. Este sentido del tacto apagado puede conducir a una disminución en la percepción del dolor, de modo que un individuo puede no notar que sufrió una lesión. Esto a menudo es problemático y puede tener serias repercusiones.

Reduce la capacidad de escuchar

Es posible una pérdida de audición durante el consumo de alcohol, pero el cambio generalmente no es detectable para la persona. Las personas intoxicadas tienden a hablar y reír más fuerte que una persona sobria, que es el resultado de una combinación de factores, pero que es causada principalmente por problemas auditivos.