Saltar al contenido
Organos de los sentidos

Órganos de los sentidos ¿Cuál tienes más desarrollado?

Probablemente hayas escuchado sobre los cinco sentidos. ¿Qué son exactamente estos cinco sentidos? ¿Cómo funcionan estos sentidos? ¿Qué son los órganos sensoriales? ¿Dónde están ubicados estos órganos sensoriales? ¿Cómo funcionan? Descubre en breve detalle más sobre los órganos de los sentidos.

Cuáles son los órganos de los sentidos

Los cinco sentidos humanos son el sentido de la vista, el oído, el tacto, el olfato y el gusto. Estos cinco sentidos humanos juegan un papel único al recibir información de la señal del entorno a través de los órganos sensoriales y transmitirla al cerebro humano para su interpretación.

Estos son los órganos de los sentidos del ser humano, haz clic en la imagen para ver cada uno.

Los cinco sentidos en los seres humanos

Los órganos sensoriales (ojos, oídos, lengua, piel y nariz) ayudan a proteger el cuerpo. Los órganos sensoriales humanos contienen receptores que transmiten información a través de las neuronas sensoriales a los lugares apropiados dentro del sistema nervioso.

Para que sirven los sentidos

Los órganos de detección asociados con cada sentido envían información al cerebro para ayudarnos a comprender y percibir el mundo que nos rodea. Las personas también tienen otros sentidos además de los cinco básicos.

Receptores de los órganos de los sentidos

1. Los receptores generales se encuentran en todo el cuerpo porque están presentes en la piel, los órganos viscerales (significado visceral en la cavidad abdominal), los músculos y las articulaciones.

2. Los receptores especiales incluyen quimiorreceptores (receptores químicos) que se encuentran en la boca y la nariz, fotorreceptores (receptores de luz) que se encuentran en los ojos y mecanorreceptores que se encuentran en los oídos.

Función de los órganos de los sentidos

1. Los sentidos son importantes porque nos permiten percibir el mundo en el que vivimos.

2. Nuestros cinco sentidos son nuestro sentido de la vista (también conocido como visión), olfato (olfato), audición (audición), gusto (gusto) y tacto (somatosensación).

3. Un sentido es nuestra capacidad para detectar estímulos que luego se interpretan y responden en consecuencia.

4. Los humanos no son las únicas criaturas con capacidad sensorial: los animales también tienen sentidos.

5. Los grados de capacidad sensorial varían entre especies. Algunos animales tienen un sentido del olfato más débil que otros. Algunos tienen un sentido de la vista más agudo, etc.

6. Los órganos sensoriales son órganos del cuerpo que acceden a esas capacidades sensoriales y nos ayudan a tomar conciencia y responder a nuestro entorno.

Los 5 sentidos y sus funciones

Los cinco sentidos humanos son el sentido de la vista, el oído, el tacto, el olfato y el gusto. Estos cinco sentidos humanos juegan un papel único al recibir información de la señal del entorno a través de los órganos sensoriales y transmitirla al cerebro humano para su interpretación. El cerebro al recibir e interpretar la información le dice al cuerpo cómo responder. Estos sentidos están contenidos en órganos sensoriales del cuerpo especialmente adaptados que incluyen los ojos, los oídos, la piel, la nariz y la lengua.

Sentido de la vista

El sentido de la vista se manifiesta a través de los ojos, que detecta el color o la luz. Los ojos tienen la capacidad de percibir imágenes y ver elementos visibles. La luz ingresa a los ojos y viaja a través de las características especiales del ojo, como la pupila, el cristalino y la retina, hacia los receptores especiales del cerebro a través del nervio óptico. Luego, el cerebro interpreta las imágenes y las envía de vuelta a los ojos y, por lo tanto, uno puede ver. El sentido de la vista es importante para un ser humano, ya que sin él o al perderlo, uno no puede ver. La luz viaja a gran velocidad y los ojos la reciben igualmente rápido y la transmite al cerebro.

Sentido del olfato

El sentido del oído se manifiesta a través de los oídos, que detectan el sonido. Escuchar es la percepción del sonido. El oído detecta el sonido a través de vibraciones que ingresan al canal auditivo y hacen vibrar el tímpano. Las vibraciones luego se extienden al oído interno a través de huesos especiales llamados martillo, yunque y estribo, que transmiten aún más la información al cerebro. Luego, el cerebro aconseja sobre lo que se ha escuchado como gritos, gritos, ruidos, etc.

Sentido del tacto

El sentido del tacto se manifiesta a través de la piel; La piel detecta calor, frío, presión y dolor. La piel tiene muchos receptores que perciben los niveles de presión aplicados y el momento de la aplicación. La piel tiene la capacidad de sentir incluso la temperatura y, a través de sus múltiples receptores, transmite los impulsos a través del sistema nervioso periférico al sistema nervioso central y al cerebro. Luego, el cerebro interpreta y uno puede saber si hace calor o frío y cuando tiene dolor o fricción.

Sentido del olfato

El sentido del olfato se manifiesta a través de la nariz. La nariz ayuda a detectar olores y productos químicos en el aire. Los receptores olfativos en la nariz recogen sustancias químicas en el aire o de los alimentos. Estos aromas viajan directamente a la corteza olfatoria del cerebro. El cerebro, al interpretar y enviar la información, le permite a uno detectar estos olores y reconocer un olor particular. Entonces uno puede saber si es un olor bueno o malo y puede responder en consecuencia.

Sentido del gusto

El sentido del gusto se manifiesta a través de la lengua. La lengua detecta los sabores: salado, dulce, agrio y amargo. El gusto es la capacidad de detectar diferentes productos químicos en los alimentos, minerales e incluso sustancias venenosas. Esto sucede a través de las papilas gustativas, que son los órganos sensoriales de la lengua. Usando estos sabores, el cuerpo puede distinguir las sustancias nutritivas de las nocivas. La lengua distingue sustancias sabrosas y desagradables.

Importancia de los sentidos en el aprendizaje

Los niños aprenden de diferentes maneras. Algunos pueden ser aprendices auditivos, mientras que otros pueden ser aprendices visuales. Cada niño es diferente, por lo que es importante enseñar de muchas maneras para involucrar todos y cada uno de los sentidos. 

Los entornos multisensoriales no solo atienden a cada estudiante individual, sino que también se sabe que  mejoran el desarrollo del pensamiento Enlace externo  , inteligencia y habilidades sociales. Les brinda más de una forma de  hacer conexiones y aprender conceptos. 

Particularmente en los estudiantes más jóvenes que no han desarrollado completamente todos sus sentidos, los entornos multisensoriales pueden mejorar la concentración, el estado de alerta, la memoria, la creatividad de movilización y la comunicación. Cada uno de estos aspectos promueve el aprendizaje y la retención para ayudar a los estudiantes a crecer y tener éxito en el futuro. Como maestros, esto es todo lo que queremos para nuestros estudiantes. Entonces, aquí hay algunas formas en que puede crear un espacio multisensorial que promueva el aprendizaje.

Anatomía y fisiología de los sentidos

A Aristóteles (384 a. C. – 322 a. C.) se le atribuye la clasificación tradicional de los cinco órganos sensoriales: vista, olfato, gusto, tacto y audición. Ya en la década de 1760, el famoso filósofo Immanuel Kant propuso que nuestro conocimiento del mundo exterior depende de nuestros modos de percepción.

Para definir qué es “extrasensorial” necesitamos definir qué es “sensorial”. Cada uno de los 5 sentidos consiste en órganos con estructuras celulares especializadas que tienen receptores para estímulos específicos. Estas células tienen enlaces con el sistema nervioso y, por lo tanto, con el cerebro. La detección se realiza a niveles primitivos en las células y se integra a las sensaciones en el sistema nervioso. La vista es probablemente el sentido más desarrollado en humanos, seguido de cerca por el oído.

La estimulación de los sentidos en los niños

Los niños, especialmente los más pequeños, están entusiasmados con las cosas que los rodean. Si hay demasiado espacio, los niños se acercarán, si el pasillo es demasiado largo pensarán “correr”, y si está demasiado cerca de la cafetería, el olor del almuerzo los distraerá todo el día. Necesitas diseñar  una sala sensorial que bloquee las distracciones Enlace externo   del mundo exterior y aumenta el uso de los cinco sentidos dentro de ese espacio.

La Visión

  • Modele expresiones positivas:  hay una razón por la cual los maestros e incluso los empresarios publican citas inspiradoras en sus habitaciones. El lenguaje es poderoso y ver estas imágenes nos inspira a trabajar más duro.
  • Use colores:  se sabe que ciertos colores activan respuestas que promueven el aprendizaje. El color rojo promueve la atención, así que úselo para dirigir a los niños hacia cosas a las que deberían prestar atención. El amarillo estimula la actividad mental y previene el aburrimiento. Se sabe que los colores más fríos, como el azul, calman a los estudiantes y pueden ayudarlos si sienten que algo es demasiado complicado.

El Sonido

  • Use un tono positivo:  cuando hable con los estudiantes, particularmente con los más jóvenes, use una voz más alegre para alentar la participación. Además, elogie a los estudiantes a menudo, ya que el sonido de los elogios es alentador y fomenta la confianza y la autoestima de los niños.
  • Reduzca el ruido de fondo: el ruido de fondo  crónico se asocia con varios problemas auditivos y de aprendizaje. Se  contribuye al ruido neuronal Enlace externo   donde las neuronas cerebrales se activan espontáneamente y distrae al alumno del aprendizaje.
  • Incorporar música:  use música cuando sea apropiado para aprender. Existe un fuerte vínculo entre la música y la capacidad cognitiva. Mejora el aprendizaje, la memoria, el lenguaje y la atención.

El Tacto

  • Controle la temperatura:  según un estudio realizado por la Universidad de Scranton,  la temperatura óptima para los estudiantes Enlace externo   para aprender es de 72 grados. Otros estudios realizados por múltiples universidades han encontrado resultados similares.
  • Pintar con los dedos:  no solo pintar con los dedos es una actividad divertida, sino que el toque de pintura alivia la mente y calma las emociones. Pintar con los dedos también fomenta el desarrollo cognitivo y fortalece las habilidades motoras.  

El Olfato

El olor es el más fuerte de los sentidos y puede influir directamente en la actividad cerebral. Su sentido del olfato está ligado al sistema límbico y se conecta directamente a las partes del cerebro responsables del procesamiento de las emociones y el aprendizaje. Los siguientes aromas son excelentes para un salón de clases.

  • La lavanda  proporciona propiedades calmantes que controlan el estrés emocional. Relaja los nervios y puede ayudar a aumentar la atención.
  • Rosemary  mejora la retención de memoria y tiene propiedades que luchan contra el agotamiento y la fatiga mental.
  • La menta  aumenta los niveles de energía y fomenta una mejor concentración y un pensamiento más claro.

El Gusto

  • Incorpore gustos de todo el mundo:  probar y preparar platos de todo el mundo puede ayudar a promover el aprendizaje de lecciones de historia o geografía. Asociar un hecho con un gusto puede aumentar la memoria y ayudar a los estudiantes a retener mejor la información.
  • Prepare comida juntos:  trabajar juntos para crear un plato ayudará a los estudiantes a llevarse bien y aprender habilidades de comunicación. Con un sabroso premio al final, estarán más animados a trabajar más duro.

Nuestros cinco sentidos trabajan duro cada minuto de cada día, pero si podemos controlar los sentidos y dirigirlos hacia ciertas actividades, puede ser beneficioso para nuestra capacidad de aprender y crecer. Con un entorno multisensorial, sus estudiantes aprenderán más rápido, más rápido y retendrán información por más tiempo.

Receptores de los órganos de los sentidos

Todos los organismos detectan cambios, los seres vivos poseen sensibilidad para percibir que sucede a su alrededor. Se denomina estímulo cualquier cambio del medio interno o externo que es detectado por el organismo. el sistema nervioso es el encargado de detectar estímulos y responder de forma adecuada. Podemos diferenciar entre: receptores: células especializadas en detectar estímulos.

La piel: un órgano sensorial› los receptores táctiles (órgano del tacto) se localizan en la piel, concretamente en la dermis (capa más profunda de la piel). Estos receptores son de dos tipos:1. Libres: constan de una terminación nerviosa sin protección ni envoltura. Ejemplo: receptores del dolor.

Los receptores encapsulados o corpúsculos táctiles constan de una terminación nerviosa protegida por envolturas de distinto aspecto.

Los sentidos del gusto y el olfato actúan conjuntamente, por ello al comer disfrutamos de numerosos sabores, porque estamos degustando y oliendo la comida, esta sensación se llama sabor.

El órgano del olfato se localizan en la pituitaria amarilla, en la parte superior delas fosas nasales, allí las células epiteliales se disponen en empalizada, y entre ellas se encuentran las células nerviosas, con unas finas prolongaciones que afloran en la mucosa y se dejan impresionar por las sustancias químicas.

Los receptores gustativos se sitúan en el dorso de la lengua, en unas elevaciones llamadas papilas gustativas que se clasifican según su forma.